Caldereta de conejo con patatas

Caldereta de conejo con patatas

Guiso de conejo casero

Las patatas y las setas son dos alimentos que se combinan a la perfección para una guarnición. Además, en este caso tenemos un conejo guisado con patatas y setas, es decir, el acabose si nos paramos a pensar en cómo puede ser el resultado. Si realmente te gusta el conejo, tienes que probar a hacer esta receta y verás cómo se convertirá en una de esas a las que recurres habitualmente.
1. Para cocinar este plato vamos a empezar por poner el conejo en trozos en un bol dos horas antes y macerarlo con el vino tinto, el tomillo, el orégano y el romero. Lo mezclamos bien y echamos, además, los clavos de olor,, la pimienta en grano y las finas hierbas. Cuando todos los ingredientes estén integrados, metemos el bol en la nevera y lo dejamos reposando durante 2 horas.
2. Pasadas las 2 horas, sacamos los trozos de conejo del bol y reservamos todo el jugo de la maceración para más adelante. Ponemos una cacerola amplia en el fuego y echamos un chorrito de aceite de oliva virgen para sofreír en él el conejo previamente enharinado. Cuando los trozos de conejo estén doraditos, los sacamos de la cacerola y los dejamos escurriendo en papel absorbente.

tajine de conejo

Las patatas y las setas son dos alimentos que se combinan a la perfección para una guarnición. Además, en este caso tenemos un conejo guisado con patatas y setas, es decir, el acabose si nos paramos a pensar en cómo puede ser el resultado. Si realmente te gusta el conejo, tienes que probar a hacer esta receta y verás cómo se convertirá en una de esas a las que recurres habitualmente.
1. Para cocinar este plato vamos a empezar por poner el conejo en trozos en un bol dos horas antes y macerarlo con el vino tinto, el tomillo, el orégano y el romero. Lo mezclamos bien y echamos, además, los clavos de olor,, la pimienta en grano y las finas hierbas. Cuando todos los ingredientes estén integrados, metemos el bol en la nevera y lo dejamos reposando durante 2 horas.
2. Pasadas las 2 horas, sacamos los trozos de conejo del bol y reservamos todo el jugo de la maceración para más adelante. Ponemos una cacerola amplia en el fuego y echamos un chorrito de aceite de oliva virgen para sofreír en él el conejo previamente enharinado. Cuando los trozos de conejo estén doraditos, los sacamos de la cacerola y los dejamos escurriendo en papel absorbente.

receta de conejo en salsa

Pude coger unas ramas de tomillo y algo de romero, aunque ahora podéis conseguirlas en cualquier mercado o supermercado, no hay excusas para tener estas aromáticas en casa. Como me quedan unas de otra receta con conejo y no quiero que se estropeen, voy a preparar conejo con setas, con el tomillo y el romero le daré más sabor, alegría y aroma al guiso.
El conejo es un producto caro en relación a la cantidad de carne que se obtiene de él, seguid las recomendaciones de vuestro carnicero de confianza y que os recomiende cual será el mejor para guisar y que luego quede tierno. Si lo compráis envasado buscad el que ponga conejo al ajillo, será el que más carne tenga.
Esta carne debe dejarse largo rato cocinándose para que quede tierna. Así que la dificultad de este plato es mínima, pero hay que tener paciencia para que quede en su punto. Si sois cazadores y no soportáis pelar los conejos, podéis buscar alguna carnicería donde os los preparan para su consumo, y recordad que os guarden el hígado, que preparado a la plancha está delicioso.

recetas de conejo

Pude coger unas ramas de tomillo y algo de romero, aunque ahora podéis conseguirlas en cualquier mercado o supermercado, no hay excusas para tener estas aromáticas en casa. Como me quedan unas de otra receta con conejo y no quiero que se estropeen, voy a preparar conejo con setas, con el tomillo y el romero le daré más sabor, alegría y aroma al guiso.
El conejo es un producto caro en relación a la cantidad de carne que se obtiene de él, seguid las recomendaciones de vuestro carnicero de confianza y que os recomiende cual será el mejor para guisar y que luego quede tierno. Si lo compráis envasado buscad el que ponga conejo al ajillo, será el que más carne tenga.
Esta carne debe dejarse largo rato cocinándose para que quede tierna. Así que la dificultad de este plato es mínima, pero hay que tener paciencia para que quede en su punto. Si sois cazadores y no soportáis pelar los conejos, podéis buscar alguna carnicería donde os los preparan para su consumo, y recordad que os guarden el hígado, que preparado a la plancha está delicioso.

Caldereta de conejo con patatas on line

Caldereta de conejo con patatas
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad